Madame_de_Pompadour

La Cristallerie de Sèvres nace por la iniciativa de Madame Pompadour en el año 1750. No obstante, no fue hasta el reinado de Carlos X cuando se produce el verdadero esplendor de Cristal de Sèvres, gracias a la notable calidad de sus productos. Entre ellos destacan sus famosas “Opalines”, joya de la corona, y las maravillosas piezas engarzadas en plata y oro dadas a conocer en la Exposición Universal de 1878.

En tan sólo un siglo y medio, Cristal de Sèvres y sus cristalerías de lujo conquistan a los amantes del llamado “arte de la mesa”, por su estética acorde a los tiempos, su eterna sofisticación y el afamado oficio del cristal, legado incomparable de los maestros vidrieros del siglo XVIII.

En la actualidad, Cristal de Sèvres, es el resultado de la voluntad de Madame de Pompadour de crear sencillas y elegantes colecciones, objetos de deseo y de exclusividad.

trabajadoressevres

El estilo de Cristal de Sèvres se reconoce a primera vista. Un juego perpetuo entre las curvas, el grosor y la finura, lo transparente y lo opaco, que revela el brillo del cristal en un paisaje de contrastes cómplices.