MADAME DE POMPADOUR

 

Madame de Pompadour, Maurice Quentin Madame de Pompadour, 1756, François Boucher Madame de Pompadour, 1756, François Boucher

Jeanne-Antoinette Poison, (29 de diciembre, 1721- 15 de abril 1764), marquesa de Pompadour y de Menars, dedicó su vida a promover y proteger las artes. La favorita, fiel amiga y leal consejera de Luis XV, forjó asimismo el gusto por el arte de la mesa con la manufactura de Sèvres que ella misma fundó. Fue tan querida y apreciada por el rey, que éste mandó construir para ella el Pequeño Trianón, donde descansó hasta su muerte. Madame de Pompadour se convirtió en una de las figuras más poderosas del XVIII, siendo su consejo decisivo en en la firma del primer Tratado de Versalles y la Guerra de los Siete Años.

Bella, inteligente y elegante, con tan solo 15 años, la joven ya atraía todas las miradas en los salones más destacados de la alta sociedad parisina, con lo que fue el interés de numerosos pretendientes. No obstante, no fue hasta febrero de 1745 cuando Jeanne conoce al monarca. Ese año la joven acudía en febrero a un baile real de máscaras con motivo de la boda del hijo del Rey, donde éste cayó rendido a sus encantos. Tanto es así, que el monarca rápidamente instala a Jeanne-Antoinette en el Palacio de Versailles, en un aposento situado encima del suyo, donde podía verla siempre que quisiese. En julio de ese mismo año, Luis XV le concede el dominio de Pompadour, es presentada como Marquesa y abandona a su marido, Charles-Guillaume Le Normant d’Étiolles.

Aunque el fulgor de la pasión entre la marquesa y el rey fue muy intenso, el tiempo y la rutina hacen que sus encuentros comiencen a disminuir a partir del invierno de 1751. Sin embargo, Madame de Pompadour nunca perdió su condición de favorita, confidente y consejera para con el monarca. Luis XV tenía fe ciega en la joven, que le preparaba todos y cada uno de sus informes con los ministros y organizaba numerosos de sus eventos. Tanto era su confianza en ella, que incluso consigue convencer al monarca para que nombre a su hermano, el Marqués de Marigny, Superintentedente de las Obras del Rey.

El 15 de abril de 1764, tras 20 años de dedicación en la Corte, la Marquesa fallece en Versalles con 42 años. El Rey, compungido y desolado, despide a la Marquesa con todos los honores y manda que sus restos recorran todas las calles de París.

Madame de Pompadour, 1748, Marc Nattier Madame de Pompadour Madame de Pompadour, 1758, François Boucher

MECENAS DE LA CULTURA

Apasionada de las artes y las letras, la marquesa de Pompadour favoreció el proyecto de la Enciclopedia de Diderot e impulsó la carrera de escultores, escritores y pintores. Supervisó la construcción de grandes monumentos, como la Plaza de la Concordia o el Pequeño Trianón, que después fue su regalo. Entre sus posesiones se encontraban varios palacios y castillos, como el Hôtel d’Evreux (Palacio de Elíseo). Sin embargo, su máximo legado fue la Cristallerie de Sèvres, con la que introdujo en la corte el buen gusto por el arte de la mesa y se convirtió en uno de los primeros referentes del lujo en Europa. Sus artesanos realizaron las más bellas obras de arte en cristal, concebidas como objetos de deseo y exclusividad, su pureza, calidad y distinción perdura en nuestros días.